A este chico le hacen la cobra de su vida

Esta claro que el chaval se pensaba que las tenía todas consigo, pero ya sabes que no hay vender la piel del oso antes de cazarlo.
Total, que nuestro amigo se lleva una de esas cobras de libro. Pobrecito.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...