Ballena se traga a un buzo y luego lo escupe.

Pocas personas en el mundo pueden decir que han estado en la boca de una ballena y han vivido para contarlo.

Rainer Schimpf, que así se llama el afortunado, es un experimentado buzo que trabaja en las costas de Sudáfrica, es de las pocas personas que han estado a punto de terminar en el estomago de una ballena. Y es que al final el animal se ve que no es muy partidario del sabor a humano, y termina escupiendo al buzo de nuevo.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...