Combate a muerte entre dos langostas y un robot.

Antes de degustar unas ricas langostas a la plancha, que mejor que celebrar un combate a muerte en la cocina en la que solo puede quedar un vencedor. Y es que por cosas como estas es por lo que no maduro.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...