Creo que tu gato no te lo va a perdonar en la vida

La verdad es que da pena ver al pobre gato, parece una rata más que un gato, pero sobre todo la mirada que echa a su dueño es algo así como «ya te dormirás y entonces…»

Etiquetas