Cuando encuentras el perro perfecto que ya se parece a ti