Cuando la celebración se te va de las manos

Este amigo se ha venido arriba celebrando la victoria de su equipo, y no se la ocurrido mejor idea que subirse a una farola a colocar una bandera. Esto no va a terminar bien.