Cuando te vas a la Comic Con y no tienes con quien dejar al perro.

No me digas que no es un pedazo de Cosplay, y ademas con tu amigo del alma para que disfrute también de una buena jornada de frikis y diversión.