Este hombre casi pierde su barco.

Estar asomado a la ventana y ver pasar a tu vecino tirado por el suelo intentado detener un pedazo de barco subido en un remolque… eso de verdad que no esta pagado, menudas risas.