Este hombre casi pierde su barco.

Estar asomado a la ventana y ver pasar a tu vecino tirado por el suelo intentado detener un pedazo de barco subido en un remolque… eso de verdad que no esta pagado, menudas risas.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...