Este pobre hombre sufre un ataque de vértigo.

Y no es para menos, le han subido a ese mirados que tiene el suelo de cristal, entonces la sensación es que estas flotando en el vacío sin nada a tus pies. solo hay que ver los gritos que pega el pobre hombre.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...