Intenta imitar a Tarzán y la cosa no termina nada bien.

Desde el primer momento, todos sabemos como va a terminar el vídeo y como va a terminar la señora. Todos mirando la pantalla, aguardando pacientemente que ocurra lo inevitable para pegarnos unas buenas risas. Que malos somos.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...
VER  Yo cuando voy al karaoke.