Mide 2 metros y trece centímetros con solo 12 años.

Se llama Oliver y con solo 12 años ya mide igual que los jugadores profesionales de baloncesto, nada menos que 2,13.

Juega en los Frenchy Phenoms y su altura en comparación con la de sus rivales, le dota de bastante ventaja a la hora de encestar o de recuperar un rebote.

Muy atentos a este chaval al que ya le tienen enfilado diferentes equipos europeos y al que se le avecina un buen futuro jugando al baloncesto.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...