Saltar del barco y cruzar el puente corriendo. Un plan perfecto.

Este es uno de esos planes que quedan perfectos en la cabeza, pero que luego cuando se ejecutan la cosa no resulta tan fácil como se pensaba.

Concretamente, a nuestra amiga le ha fallado su exceso de optimismo sobre su forma física, sin duda alguna.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...
VER  Ya es Lunes y mira como me pongo.