Se graba durante un año, tirándose pedos en el ascensor de su casa.

Por lo menos se merece el premio a la constancia, eso de tirarse todo un año documentando el asunto, es de nota. El resultado de todo esto, es que ha colgado en su cuenta de Instagram los «mejores momentos» de todo este tiempo, y la verdad es que no tienen desperdicio.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...