Su mujer pone una serpiente de mentira en el buzón para gastarle una broma.

Según relata la mujer de este pobre hombre, ellos están todo el rato gastándose bromas, y aprovechando que a su marido le dan pánico las serpientes se le ocurre esta divertida broma.

La buena mujer ha colocado una serpiente de goma dentro del buzón y atada a la tapa para que se mueve cuando su marido abra para coger el correo.
La verdad es que se la ha jugado, que yo creo que su marido esta ya en edad de infartos y en una de estas se queda en el sitio.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...
VER  Cuando te despistas y te cuesta una bicicleta nueva.