Un lanzamiento perfecto de verdad

Cuando te llevas al niño a ver un partido y lo vive en primera persona, con su paso por urgencias y todo.