Un paracaidista termina en el patio trasero de una casa.

No me quiero imaginar al niño diciendo a su madre que hay un señor en el patio. La cosa es que este paracaidista brasileño, no controla muy bien el descenso y llega con demasiada velocidad a tierra, cuando intenta corregir termina empotrado contra una pared y en el patio trasero de una casa.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...
VER  La importancia de poner el freno de mano al coche.