Una madre lo arregla todo. Bueno, casi todo.

Este niño esta muy asustado, tiene una pequeña rana en su brazo y pide ayuda a su madre. Pocas cosas hay en este mundo que una madre no puede solucionar… y por lo visto lo de la rana es una de ellas.

Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales...
VER  Llegan nuevos cachorros a casa y hay que dejar claro quien manda.